Donación del Abad de Vivanco a la Villa de Espinosa de los Monteros

Donación del Abad de Vivanco a la Villa de Espinosa de los Monteros

Tal y como publicó la Crónica de las Merindades, el pasado día 28, tuvo lugar en el Museo de los Monteros del Rey, la entrega de un panel-vitrina, donado por el Marqués de Vivanco, Don José María Horrillo López del Rey, Presidente Fundador de la Fundación Progresa. En su nombre, realizaron  la entrega, al alcalde de la villa D. José Carlos Peña Martínez,  D. José Antonio San Millán Cobo y la Asociación de Amigos de Taranco.

El XIX Abad de Vivanco, ha donado una serie de piezas recuperadas hace más de cien años. Se encontraban en las fincas de labor, dentro de sus propiedades en Espinosa de los Monteros,  en del Campo de la Batalla de Espinosa. En dicha batalla, que tuvo lugar los días 10 y 11 de noviembre de 1808, combatieron casi 50.000 españoles y franceses.

La victoria fue para el ejército invasor, pero en el campo de batalla quedaron aproximadamente 6.000 muertos y muchos restos del combate. Algunos de ellos fueron guardados por los antepasados del actual Abad en un cajón durante décadas, hasta que se ha producido la donación a la villa de Espinosa.

El museo donde se ha realizado la entrega, tiene una sala habilitada para recordar la batalla compuesta por maquetas del campo de batalla, mapas y grabados de la época y otros restos aparecidos en las inmediaciones. Esta nueva aportación tiene el valor añadido de que un espinosiego y, además, antepasado del Marqués, que también fue Abad de Vivanco, encontró la muerte en esta batalla. Hablamos de D. Juan Manuel de Vivanco Angulo Ortiz Villagomez, que fue general. En el panel-vitrina se puede contemplar un grabado del Abad realizado en 1805, tres años antes de la batalla.

Entre los objetos donados destacan un juego de cuchara y tenedor, que nos acercan a la vida cotidiana de los soldados en aquella época, y otros restos más propiamente militares como parte de una bayoneta, botones o hebillas.

Sin lugar a dudas, ha sido un interesante complemento para el museo, recuperar a uno de sus personajes y recuperar restos históricos para exponerlos al público. Además, el museo se puede visitar de forma gratuita y conocer de paso la historia de la Guardia Real más antigua del mundo.